salmon zancadoEs triste ver como un gran salmón, plateado y poderoso hace solo unas semanas, pierde sus últimas fuerzas luchando con la corriente y devorado por la saprolegnia cuando su odisea reproductiva apenas ha finalizado.

Viéndolo arrastrado por la corriente, donde apenas se mantiene derecho, se me ocurre también que es un ejemplo singular y muy gráfico de lo que a nuestros ríos les está pasando.

¿Nuestros ríos agonizan o se recuperan después de haber tocado fondo, depurados de un turbio pasado mezcla de ignorancia y eutrofización? ¿Casi en el límite de su capacidad de supervivencia, acorralado por los obstáculos humanos, las presas, las redes y los vertidos, el salmón llegará al mar donde los hongos y los problemas desaparezcan casi como un milagro? ¿Engordará hasta un kilo por semana probando su impresionante capacidad de recuperación o morirá por los golpes recibidos al descolgarse de la enésima presa del Leizarán o del Oria? ¿Será este soberbio ejemplar ese "uno de cada mil" que, con las manchas oscuras que le delaten, retorne por segunda vez al riachuelo que le vio nacer o quedará varado, agotado, en algún remanso un poco más abajo?

Francamente, no hay muchas esperanzas para ambos. Falta agua en el río que lo arrastre sin heridas y sobran trampas, sobra polución, sobran azudes, dragados y canales y faltan vida en el mar que sustente la recuperación del salmónido desventurado. Como sucede con los ríos, uno no sabe si lo poco que queda de una gloria pasada es la semilla de un futuro esperanzador o por el contrario se trata sólo de un recuerdo, una sombra de lo que era, de un solitario fantasma del pasado. Sólo el futuro lo dirá pero para este noble pez en particular y para los ríos en general no hay argumentos que oxigenen el optimismo, o la solución llega de inmediato o no llegará a tiempo, ya se habrán ahogado.


 salmon zancado salmon zancado 

 

Texto y fotos; Pepe Díaz, vídeo; Santi

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Colaboradores


logo CDC


Caixa


logo inurrieta web


diario de navarra


cope

sinsedal

 Réplicas realistas de peces