Acababa de escribir sobre La Fe en la Pesca y descubrí otro tipo de fe, la que es capaz de mover montañas según dicen, y en tal caso removió Roma y San Pedro para crear en pocos años una Sociedad de Pesca Deportiva sin parangón posible por la importancia y la calidad del local, la pluralidad de sus actividades incluyendo cursillos generosamente administrados a los alumnos de todo pelo, de pelo negro y de pelo blanco. En la Pista de Patinaje de Pamplona, cerca del río Arga, al ver a un chico de 12 años aprender a lanzar al lado de un señor mayor de más de 60 años he entendido que la pesca a látigo tiene un encanto especial un aura que no deja a nadie indiferente. Y sobre todo, he saludado en mi fuero interno la ingrata labor de un equipo impulsado por un hombre que merece los aplausos y la gratitud de todos por su abnegación, porque de eso se trata, el Presidente nuestro amigo Jesús Lamberto cuyas altas cualidades humanas no dejan a nadie indiferente, y menos, desde luego, a su esposa Vega que se llevó el campanu 99 en Cantabria, nada menos.

Entre otros milagros la Sociedad de Pescadores Deportivos del Río Arga ha creado un coto intensivo que tuve la suerte de pescar a finales de octubre cuando ya pensaba haber colgado la caña de río esperando la próxima temporada. Hasta ahora los cotos intensivos me dejaban sin cuidado por su aspecto artificial. Nada de eso en este caso. Por la mañana tuve que pelear fuerte para sacar 5 truchas, con el contento es cierto de desanzuelar 3 auténticos ejemplares autóctonos que mis acompañantes Michel y Raúl aplaudieron aunque pensaban que el espectáculo iba a ser de otro nivel, por lo menos en número de capturas. Por la tarde después de un buen vino de la tierra y abundante copa de Pacharán en compañía de Andrés las cosas mejoraron en serio. Mucha gente imagina que la cultura está hecha de conocimientos intelectuales. Algo de eso hay pero también es cultura auténtica el conocimiento de lo que se bebe y se come. En todas las provincias, las especialidades gastronómicas no son más que la expresión de una cultura peculiar y en Navarra si quieres conocer a la gente tienes que entender de Pacharán que es, más que un licor digestivo, una esencia filosofal, un elixir donde se condensa la historia de la tierra. Si quieres que te salga bien cualquier iniciativa, en este caso la pesca, bébete con moderación aquella poción mágica, casera a ser posible y fría. El resultado para mí fue sorprendente.

El día siguiente era el último día de pesca y todos fueron a limpiar el coto como cada año. La Sociedad de Pesca puede enorgullecerse de dejar un río limpio y para ello nadie vacila en llenar bolsas y traer a los contenedores todas las porquerías que desgraciadamente muchos domingueros y paseantes tiran por las orillas de los ríos. Acuden numerosos los socios a esta tan noble como desagradable recolección. Jesús forma equipos de 4 o 5 y les indica la zona del coto a limpiar. En algunas horas se termina la faena y todos se juntan en un merendero donde los cocineros del día tienen preparado un sabroso almuerzo. Luego salen la cañas de los coches y de las faltriqueras, los frasquitos de Pacharán.

Mientras estoy armando la Piederío, la que dejó pensativo al experto y amigo Josetxo, se me acerca un chico de unos 10 años. Se llama Iván, lleva el atuendo completo de pescador a mosca, gorra, chaleco, pantalón y caña. Es un "minimosquero" precioso como un muñeco..., pero es ante todo el alférez de las generaciones futuras, estas generaciones que sonriendo esperan de nosotros un mundo sano y limpio en todos sus aspectos, estas generaciones de mañana que debemos rodear de nuestro cariño y de nuestro saber, las que prolongarán nuestra cultura, muchos años después de nosotros, bebiendo, quizás recordándonos, su copa de Pacharán.

Guy Roques

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Colaboradores


logo CDC


Caixa


logo inurrieta web


diario de navarra


cope

sinsedal

 Réplicas realistas de peces