Terminada la Liguilla de tres sábados, estrenada por la Federación Guipuzkoana esta temporada, en aguas del Leizarán, los días 13, 14, y 15 de febrero tuvo lugar el MASTER POR PAREJAS DE ANDOAIN en su ya séptima edición.

Las expectativas estaban altas después del ensayo general que supuso esta liguilla. Como en aquella sólo se pescaría el Leizarán dado que el escenario del río Araxes no reunía condiciones tras las últimas lluvias y nevadas. Treinta y dos parejas competirían en los dieciséis tramos con un sistema de clasificación diferente al de anteriores ediciones: se clasificaría por sectores, de manera que cada pareja se enfrentaría sólo con aquellas otras con las que compartiera cada tramo.

La situación, como cada año, había variado. Faltaba el remanente de truchas viejas y ya adaptadas que buscar en las últimas mangas a causa de las riadas y los cormoranes. A cambio, las repoblaciones habían sido generosas y, mejorando año tras año la población de trucha común sería de gran ayuda cuando las iris se resistieran. La mayoría de peces rondaba los 35 centímetros pero un buen número de ellas eran todavía mayores que cualquier año, superando de largo los 60. El río había estado demasiado alto hasta el último momento, afortunadamente, el fin de semana se mantuvo bajo el límite de los 9 metros cúbicos y a una temperatura que garantizará actividad toda la jornada. Aún así habría más de un susto y también quien se bañara al tratar de cruzar el tramo 14 por encima del puente de las Brujas.

Los materiales deberían adaptarse a estas circunstancias, sabiendo los participantes que los streamers pescados aguas abajo y con línea hundida serían determinantes. Los hilos supondrían todo un dilema: ¿Pescar fino para asegurar picadas o un poco más fuerte para aguantar las de 60 que había en cada tramo? Y, finalmente, la inevitable disyuntiva: ¿Poner ninfas buscando acercarse al alimento natural o las fantasías para arco-iris que tan a menudo prefieren a imitaciones más realistas?

Como cada año la organización logró superarse en cuanto a la logística del concurso. Detalles como los horarios, fuente habitual de olvidos y sustos, estaban muy bien pensados, “por y para pescadores…”. Los almuerzos a pie de río, en la escuela de pesca, a la altura de las mejores sociedades gastronómicas vascas, con mucho fundamento y más cariño y en cuanto a las cenas y el hotel otro tanto. Llegue nuestro agradecimiento, desde estas líneas,

a los colaboradores que tanto trabajo dedicaron a que, pescáramos más o menos, fuera éste, con seguridad, un fin de semana inolvidable en la temporada que sólo acaba de comenzar.

El podio fue sin duda el mejor exponente del nivel y calidad de la prueba. Arriba quedaron los que tienen más recursos y saben aplicarlos. Los maestros alaveses del streamer dominarían la prueba mientras los subcampeones serían dos expertos en la pesca de arco-iris en todas sus variantes, tanto en Gerona como en Guipuzcoa, y en tercer lugar dos leoneses, maestros de la pesca con ninfa y seca en los difíciles ríos de su región, dejaron claro que no sólo se defienden con las truchas comunes. De ahí para abajo, con más o menos fortuna, una excelente representación de competidores de todos los rincones de la Península cada uno con sus habilidades, trucos y secretos pero todos con igual ilusión por participar en el Master de Andoáin y por regresar en próximas ediciones.

 Fotografías y vídeos de Pepe Díaz, José Antonio Tanarro y Santi

Mas información:

Spain Fly Fishing

 

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Colaboradores


logo CDC


Caixa


logo inurrieta web


diario de navarra


cope

sinsedal

 Réplicas realistas de peces