Artículo

cartelCuando Xanti me dijo que nos habían invitado a participar en esta edición del "Open de Anglés" en el río Ter, lo primero que me vino a la cabeza fue: "Pero... ¿Realmente existe el río Ter?" Estaba convencido de que "El Ter y el Llobregat"eran una cruel invención de Don Perdigón, un viejo profesor de la E.G.B. que me fastidiaba cada verano dejándome con Geografía e Historia para septiembre. Debía ser cierto, puesto que ya le debía los 250 eurazos de la inscripción al ecuatoriano de Baztán.

 La fecha de celebración, 6 y 7 de noviembre, llegó en seguida y con apenas unas ninfas y unos culos de pato montados a todo correr, a última hora, como siempre, partimos hacia Gerona. Las primeras cinco horas de carretera fueron bastante tranquilas, el problema llegaría al acabarse la autopista sin darse cuenta Jesús y Juan Cruz de que habían quitado la voz de su TOM-TOM. En apenas 40 minutos, Xanti llevó la cuenta, yo estaba ocupado tratando de no perderlos de vista, cometimos infracciones suficientes como para quedarnos sin carné los cuatro participantes Navarros, gracias a dios,   La expedición Navarra y nuestro amigo de Aran, José Mari Mongeuna chica rubia muy simpática, con una minifalda muy corta, nos indicó el camino del hotel mientras esperaba a alguien sentada en una silla en el arcén de la carretera. Era tan simpática que cuando ya nos marchábamos (con cambio de sentido en doble línea continua incluido) aún nos hacía gestos con los brazos de que nos fuéramos a no sé dónde.

VIERNES
Habíamos salido temprano ese viernes con la intención de pescar unas horas debajo del coto, en la zona ciprinícola, donde se supone que hay bastantes truchas. Tras pasar por el Hostal Mallorquinas en Sils, nos dirigimos al río para una primera toma de contacto. Se trataba de un río amplio con bastante agua y un cauce de zona baja, con zonas profundas y abundantes sedimentos y si digo abundantes quiero decir que al anochecer, para marcharnos, intenté salir entre los juncos por lo que parecía un sendero que en realidad era un desagüe, en el que me hundí hasta llegar al mismísimo borde del váder sin haber hecho pie, menos mal que Xanti me echó una mano (me pareció ver una mirada de entre incredulidad y dudas) o si no, me ahogo allí mismo y no precisamente en agua.
Afortunadamente, al bajar al río nos cruzamos con Satur, uno de los participantes leridanos quien nos explicó la manera de vadear la tabla de la presa para poder pescarla. Nos costó un poco hacernos pero finalmente logramos capturar varias comunes y bastantes de los abundantes juveniles que hay en el lugar.
El tema de saber por donde vadear sería también un aspecto importante durante el concurso ya que el río venía alto y su fondo oscuro y con abundantes algas no ofrecía demasiadas pistas.

Pepe haciendo como que pesca bajo la atenta mirada de Satur Por aquí empezamos a pescar en el tramo libre ¿Que es?, había en abundancia en esa parte del río Había gran cantidad de ninfas entre las berrañas Aquí estamos con los hermanos Alguacil y con José Mari Monge

SÁBADO

Cenamos en el Hostal Mallorquinas, mientras que la concentración, desayuno y entrega de plicas tendrían lugar a las 7:00 del sábado en un barico de carretera situado a mitad del acotado, el bar Quer. Nos tocaba pescar el 5, el final de un pozo con salida en tabla corta y uniforme y corriente ninfera después. Algún amigo que había pescado allí semanas antes, nos dijo que la pesca sería a seca sobre las numerosas comunes del acotado, sin embargo como el río venía fuerte nos centramos en las arco-iris de 40 a 60 que se veían por el pozo, con estrímers por supuesto, aunque Xanti también logró capturas lanzando pacientemente un támdem entre las algas.
 

Joan Massaneda pescando Volvimos al bar para comer, completamente calados después de dos horas intentando encontrar por donde vadear la salida del pozo, ya que desde las orillas, cortadas y con carrizos, era imposible sacar un pez. Nos tenían preparado un lunch rápido para volver en seguida, porque en esta época anochece temprano y había que ajustar los horarios.
A la tarde nos tocó el tramo 1, la parte baja del acotado, donde, al parecer, había comunes por castigo, así que empezamos a ninfa los dos, buscando las posturas. Más tarde nos comentarían que si bien aquello era cierto, una repentina avenida de un afluente de la parte baja había hecho desaparecer todas aquellas comunes. En cualquier caso, llevando una hora y pico sólo habíamos medido a cada común, con lo que cogimos la caña de estrimers y tratamos de arreglar el desastre de nuevo con las "peponas" como así fue, allí estaban, todas juntas, en la zona más profunda de la tabla donde a ninfa no había movido más que una. Perdimos varias con las prisas pero logramos apuntar buena parte, de haberlo sabido antes... Pero esa es una de las claves de los que suelen quedar arriba en los campeonatos: hacer una correcta lectura del tramo.

 

 DOMINGO

 El domingo sólo se celebraría una manga, para que diera tiempo a hacer la entrega de trofeos y tener unas horas para volver cada uno a su casa. Bajamos al río después de otro potente desayuno en el bar de la concentración, para controlar a Diego (blog "A mosca con Diego") y a Jordi Fontanals (también bloguero) dos buenos amigos con los que da gusto compartir las mangas de los concursos. Acompañé a Jordi que se centraría en las comunes, más numerosas en el tramo, para finalmente localizar una zona donde clavó varias iris bastante gordas. El hombre se enfadó un poco porque perdió varias, algo inevitable cuando se pesca a streamer con anzuelos sin muerte, pero le cogió el punto y de las últimas no se le marchó ni una. A mí me ocurriría lo mismo más tarde, salvo en lo de cogerle el punto. Teníamos un tramo formado por unas fuertes corriente y un pozanco parado debajo, por lo que Xanti puso la seca y yo bajé las corrientes con estrimers para probar suerte, cogí tres, sin embargo al entrar al pozo, donde debería estar en "bacalao", cesaron las picadas y para colmo de males, faltando unos minutos clavé a lo lejos una iris de las más grandes a la que le dio por saltar como un reo, para soltarse en el último momento. Las palabras que salieron de mi boca entonces habrían hecho enrojecer a la niña de El Exorcista.

Diego sacando una trucha Diego y trucha Vemos el principio del tramo 9 Gordicas estaban las comunes

 A POSTERIORI:

 Era de esperar teniendo en cuenta las condiciones del río, pero claro, jugárselo todo a una carta no suele salir bien. La clave estuvo finalmente en localizar las grandes iris recién repobladas como supo hacer Agustín, un veterano de los locales a quien controlamos en el 2. Después de un tanteo rápido, clavó una pepona con sus ninfas y ya no se movería del sitio, logrando apuntar un total de 7 (iris y comunes de 45 a 55) aparte de las 3 ó 4 que también sacó su pareja en esa postura. Eso sí, hizo una inteligente rotación con varias de sus ninfas para no saturar a los peces que le valió ese excelente resultado.
trucha trucha2

 

 LA NOTA FOLCLÓRICA:

Ahora que están de moda los castellets, aparece Fontanals y decide hacerlos bajo el agua... Podéis ver unas interesantes imágenes en su blog o en el enlace, de justo lo que nunca hay que hacer. Por dos veces se lanzó, con premeditación y alevosía, al pozo del 5, para dejarse llevar flotando mientras lanzaba a las orillas. El muy loco clavó y midió un buen ejemplar de este modo. La cosa quedó en anécdota pero el riesgo de quedar enganchado por los pies en alguna rama o estructura está ahí y, de ocurrir la corriente haría el resto en segundos. ¡Jordi!¡Qué no vuelva a repetirse! (Salvo que estés en un mundial).

  
 Texto Pepe Díaz,  fotos y vídeo, Jordi Oliveras y Santi
 

Mas informació en:
Blog de Fontanals

 PD. La cámara ha changado, por eso lo de la calidad de las fotos, son ya mas de tres años dándole al botón y casi 30.000 fotos, ya tengo echao el ojo a una y me la pido pa Reyes

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Colaboradores


logo CDC


Caixa


logo inurrieta web


diario de navarra


cope

sinsedal

 Réplicas realistas de peces